Historia Chacarita Juniors

La verdadera Copa de Leche

En julio de 1926 una multitud colmó la canchita de Chacarita en la calle Humboldt. En aquella tarde gris se jugaron ardorosos noventa minutos por la dichosa Copa de Leche.

La historia nació desde la solidaridad. Ubicada en Roseti 1450, la escuela Nº 2 del Distrito Escolar 14 “Mariano Acha” recibía todas las mañanas a setecientos cincuenta alumnos que concurrían al establecimiento ubicado en esa imprecisión geográfica entre Chacarita y Villa Ortuzar. No todos los pibes tenían sus necesidades nutritivas satisfechas y el vaso de leche con bizcochos que ofrecía la escuela era vital. La Asociación 25 de Mayo era la institución encargada de brindar el refuerzo alimentario. Lamentablemente los números no cerraban y era necesario conseguir dinero. Hasta el año 1928 no fue obligatoria la Copa de Leche en la Capital Federal.

Maestros y cooperadores, quienes muchos de ellos le daban la espalda al fútbol, miraron con atención esa pasión popular que atrapaba a las blancas palomitas. Las autoridades de la Asociación 25 de Mayo se pusieron en contacto con dirigentes del club Chacarita Juniors, quienes de inmediato aceptaron jugar un partido benéfico. Faltaba el rival. Se necesitaba una institución convocante. La mano llegó desde la Ribera, cuando Boca Juniors aceptó ser parte del simpático encuentro.

El encuentro se programó para el sábado 3 de julio. Los equipos asociacionistas tenían libre, ya que al día siguiente jugaría el Español de Barcelona ante el Combinado Zona Sur. En los días previos al amistoso, se deslizó la posibilidad que Ricardo Zamora* participara de la Copa de leche (…) pero no quiso arriesgarse a una lesión en un partido donde no recibiría un centavo.

Tricolores y xeneizes alinearon a sus mejores futbolistas. Así lo merecía la causa. La señora Clara Mendieta de Alemán, directora de la escuela, vio el partido acompañada de sus maestras junto al campo de juego. Todas vestidas con el consabido delantal blanco. Detrás de ellas, una punta de pibes, blancas palomitas, contemplando a sus solidarios ídolos.

Dominó Boca todo el partido, pero fue Chacarita Juniors quien se puso en ventaja por intermedio de Alfredo Bartieri, su wing izquierdo. Los pibes festejaron. A falta de quince minutos para la finalización del partido, Julio Bisio empató para Boca Juniors. Los mismos pibes deliraron la alegría. Con el empate final fue la visita quien se llevó una hermosa copa, no de leche, sino de plata. Se recaudaron 3260 pesos que sirvieron para paliar las carencias de esos pobres felices.

Finalizado el partido, ambos planteles se movilizaron hasta la escuela. Allí se les brindó un copioso buffet y la señorita Leila Irarzu, maestra de cuarto grado, leyó poesías para los futbolistas. Pasaron los años y los profesionales del fútbol nunca mas jugaron por la Copa de Leche de los pibes. Si, jugaron, a cambio de mucha guita, por un montón de copas truchas.

Goles:
66′ Bertieri (ChJ) y 74′ Bisio (B).

Fuente:
Extraído del libro “Héroes de Tiento. Historias del fútbol argentino 1920 – 1930.” Escrito por Carlos Aire. Editorial Fabro.

*Ricardo Zamora fue un arquero popular de España. Atajó en el Español (1916-1920), Barcelona (1919-1922), Español (1922-1930), Madrid (1930-1936) y Nice Côte d’Azur de Francia (1936-1938).

Aclaración: La copa de leche escolar se inauguró en el año 1926, debido a la proposición votada por el II Congreso Universitario Anual, el cual proponía que “en todas las escuelas primarias del país debe darse gratuitamente a los alumnos , los libros, los útiles que la enseñanza requiere y, además, una ración alimentaria diaria”.

Escribe un comentario

Su email no será publicado. Escriba en los campos obligatorios *

error: Contenido protegido por el autor